V CENTENARIO DESCUBRIMIENTO DEL OCÉANO PACÍFICO

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

V CENTENARIO DESCUBRIMIENTO DEL OCÉANO PACÍFICO

Mensaje  camome el Vie 16 Nov - 13:58

El próximo mes de septiembre de 2013 se cumplirán 500 años que el pacense Vasco Nuñez de Balboa descubriera el Mar del Sur u Océano Pacífico, una mañana del 25 de septiembre de 1513. Pero junto a él se encontraba, entre el grupo de españoles que le acompañaban, un paisano nuestro, el guadalmiseño Juan García de la Hinojosa, que fue quien grabó en la corteza de un árbol, con su cuchillo, la fecha del descubrimiento y el nombre de sus majestades, los reyes de España. Este acontecimiento, que se está celebrando a ambas orillas del Atlántico, también debería tener su repercusión en Guadalmez, aunque sólo sea para reconocer la geste de nuestro vecino:



avatar
camome

Mensajes : 655
Puntos : 860
Fecha de inscripción : 24/03/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: V CENTENARIO DESCUBRIMIENTO DEL OCÉANO PACÍFICO

Mensaje  camome el Vie 16 Nov - 14:00

EL GUADALMISEÑO JUAN GARCÍA DE LA HINOJOSA,
UNO DE LOS DESCUBRIDORES DEL OCÉANO PACÍFICO


Juan García de la Hinojosa o Juan García Mulatero, apodo con el que también se le conocía, nació en la aldea de Guadalmez a finales del siglo XV, y debió quedar huérfano y sin hermanos, muy joven, ya que al morir sus únicos herederos fueron sus primas Isabel Ruiz, casada con Diego Gómez y Beatriz López, esposa de Juan Díez, hijas ambas de su tío Pedro de Córdoba, y vecinas de Guadalmez, además de su primo Álvaro Pacheco. Es por ello probable que decidiera, al igual que otros muchos habitantes de aquellas tierras, embarcarse hacia las nuevas tierras descubiertas más allá de la Mar Océana en busca de riquezas que le devolvieran a su aldea como un triunfador.

Juan García debió llegar a la Isla de la Española (actual República Dominicana y Haití), procedente de Sevilla, y allí, en Santo Domingo, comenzaría a desempeñar y aprender las tareas de marinero en las aguas del mar del Caribe. A principios de 1513 se trasladará al continente americano, a la región de Castilla del Oro, nombre con el que se designaba por esas fechas a las tierras de las actuales Panamá y Honduras, y concretamente a la ciudad de Santa María la Antigua del Darién, fundada tres años antes, en septiembre de 1510, por Vasco Núñez de Balboa. Éste, que había sido nombrado gobernador de Veraguas en 1511, y que se había dedicado a recorrer y conquistar el istmo de Panamá, escuchó de boca de Panquiaco, hijo del cacique Comogre, la existencia de otro mar al sur, donde la gente era tan rica que utilizaban vajillas y utensilios en oro para comer y beber.

Para llevar a cabo la expedición en busca de ese nuevo mar del sur, Núñez de Balboa recluta a los hombres existentes en Santa María, entre los que se encuentra Juan García de la Hinojosa, y acompañado por 190 españoles, algunos guías indígenas y una jauría de perros, emprende viaje el 1 de septiembre de 1513.

Parten de Santa María por la costa, en un bergantín y diez canoas indígenas hasta llegar a las tierras del cacique Careta, y desde allí, el 6 de septiembre, se internan en la selva, junto con un contingente de un millar de indígenas cedidos por Careta, hacia las tierras de Ponca, llegando el día 23 a las tierras del cacique Torecha, que dominaba el poblado de Cuarecuá. Será en este poblado donde deban entablar batalla contra el mencionado cacique, y aunque victoriosos, gran parte de la expedición quedará exhausta y malherida, por lo que muchos decidirán descansar en Cuarecuá para reponerse, mientras Juan García de la Hinojosa será uno de los 70 españoles que continúen el día 24 la expedición junto a Núñez de Balboa, internándose en la cordillera del río Chucunaque, donde llegados a la cima, pudieron contemplar las aguas del Mar del Sur, como fue llamado en un principio el Océano Pacífico, al mediodía de aquel 25 de septiembre de 1513. Mientras el clérigo Andrés de Vera entonaba un Te Deum, y el resto de los hombres levantaba pirámides de piedra, entre gritos de júbilo, por ser los primeros europeos en divisar aquellas calmadas aguas, Juan García de la Hinojosa, con un cuchillo, grababa en la corteza de un árbol, la fecha y el nombre de los reyes de Castilla, Isabel y Fernando. El escribano, Andrés de Valderrábano, anotó el nombre de los 67 españoles que acompañaron a Vasco Núñez de Balboa en aquel descubrimiento:

“…Los caballeros e hidalgos y hombres de bien que se hallaron en el descubrimiento de la Mar del Sur con el magnífico y muy noble señor el capitán Vasco Núñez de Balboa, gobernador por sus Altezas en Tierra Firme, son los siguientes:
Andrés de Vera, clérigo
Francisco Pizarro…
Johan García, marinero…”

La expedición descendió la cordillera, adentrándose en las tierras del cacique Chiapes, y desde allí salieron tres grupos en busca de los caminos que llevaran al mar. Es muy probable que Juan García formara parte del grupo de Alonso Martín, quien llegó a las orillas del mar dos días después, embarcándose en una canoa y navegando por primera vez aquellas aguas, ya que no aparece en la lista de los 26 hombres que acompañaron posteriormente a Núñez de Balboa, cuando levantando sus manos, con la espada y un estandarte de la Virgen María, entró en el mar hasta que las aguas cubrieron sus rodillas y tomó posesión de dicho mar, en nombre de los reyes de Castilla. Habían recorrido más de 110 kilómetros hasta llegar ese 29 de septiembre a pisar las aguas del Océano Pacífico, y por ser la festividad de San Miguel, aquella bahía recibió este nombre.

Ansiosos por encontrar comarcas ricas en oro, los expedicionarios se dirigieron a las tierras de los caciques Coquera y Tumaco, a los que vencieron sin dificultad, consiguiendo un rico botín en oro y perlas, y allí oyeron hablar de la abundancia de perlas en unas islas gobernadas por el indio Terarequí. Embarcados en canoas pusieron rumbo a ese archipiélago, a pesar de ser ya el mes de octubre, y bautizaron a la mayor de aquellas islas como Isla Rica (actual Isla del Rey), y al conjunto de ellas, Archipiélago de las perlas.

El 3 de noviembre de 1513 emprendieron viaje de regreso y el día 5 alcanzaban el pueblo del cacique Pacra, donde permanecieron el resto del mes, hasta que el 1 de diciembre continuaron con la marcha, pasando por el poblado de Bocheribuca y Pocorosa. El 18 de diciembre atacaron el poblado del cacique Tubanamá, consiguendo gran cantidad de oro, y el 1 de enero de 1514 llegaban a las tierras del cacique Don Carlos, hijo de Comogre, que ya había fallecido, para alcanzar el día 17 el puerto de Careta. A finales del mes de enero de 1514, todos los españoles de la expedición, y entre ellos Juan García, se encontraban de nuevo en La Antigua, donde reunidos, se hizo el reparto de los 2.000 pesos de oro que se habían recogido en el viaje.

Los siguientes años los debió pasar Juan García de la Hinojosa por aquellas tierras de Honduras y Panamá, y puede que fuera en aquellas fechas cuando reciba el apodo de “Mulatero”, como es denominado en varias Reales Cédulas, por haberse dedicado al negocio del alquiler de mulas, pero un aventurero como él, que además había venido a estas nuevas tierras en busca de fortuna, no fue ajeno a la campaña que Francisco Pizarro y Diego de Almagro estaban preparando en 1524 para la conquista del Perú, y es allí a donde se dirige para seguir conquistando territorios en nombre de los reyes de España, al tiempo que aumenta el oro en su saca.

En Perú permanecerá hasta 1539, cuando, cansado de luchas y viajes, decide regresar a España, a su aldea de Guadalmez, cargado con una fortuna de 30.000 pesos de oro, pero tras alcanzar la ciudad de Panamá, morirá en ella en 1539 o 1540.

El 11 de junio de 1540, sus primas Isabel y Beatriz pedirán, por Real Cédula, a los oidores y Audiencia de Panamá que se remitan a la Casa de Contratación de Sevilla todos los bienes que su primo dejó al fallecer en aquella ciudad, junto con el testamento y escrituras.

Acuerdan con un vecino de Sevilla, Francisco de Vega, que va a embarcar para esas tierras de Panamá, darle todos los poderes necesarios, que le hacen llegar en escrituras por medio de Diego Guzmán, vecino de Pedroche, para que él pueda cobrar allí la herencia, valorada en más de 30.000 pesos de oro, entre oro, joyas, perlas y plata, y la traiga a España, a cambio de un 7% de esa fortuna. Pero diciembre de 1540, y ya de vuelta en Sevilla, el tal Francisco de Vega o Juan de Vega, se niega a entregar los bienes si el porcentaje no es del 15%. Por ello, los primos, Isabel, Beatriz y Álvaro acuden a la Justicia Real, y en Real Cédula de 29 de mayo de 1541 se ordena a Francisco de Vega comparecer ante el Consejo de su Majestad para que cumpla con los términos del acuerdo.

Carlos Mora Mesa
Cronista Oficial de Guadalmez.
avatar
camome

Mensajes : 655
Puntos : 860
Fecha de inscripción : 24/03/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: V CENTENARIO DESCUBRIMIENTO DEL OCÉANO PACÍFICO

Mensaje  camome el Vie 16 Nov - 14:03

Y desde luego, aparte de los actos o eventos que se puedan llevar a cabo, ¿qué menos que rememorar su hazaña con unos baldosines que nos recuerden lo que un hijo de Guadalmez llegó a hacer?



avatar
camome

Mensajes : 655
Puntos : 860
Fecha de inscripción : 24/03/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: V CENTENARIO DESCUBRIMIENTO DEL OCÉANO PACÍFICO

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.